HAY MÁS BENDICIÓN EN DAR QUE EN RECIBIR 

 

HECHOS 20:35: «En todo les mostré que así, trabajando, deben ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: ‘Más bienaventurado es dar que recibir’» 

Tu PADRE Altísimo te invita a que disfrute en el día de hoy de esta maravillosa bienaventuranza y es la del «dar». No necesariamente tiene este dar que estar relacionado únicamente con dar dinero, el DAR va más allá. Da, el tiempo que tu familia merece ya sea tu esposa, esposo e hijos. Da, de tus ideas y conocimientos para aportar al avance y crecimiento de tu comunidad o país. Da, de tu colaboración o apoyo en tu trabajo para que todo el equipo laboral salga exitoso en la tarea asignada. Da, una sonrisa. Da, amor. Da, afecto. Da, consuelo. Da, aliento a otros. Da, un buen y sabio consejo. Sobre todo, lo mencionado dale de tu tiempo a Aquel que te lo otorga todo y quiere guiar tu vida diariamente, a tu PADRE Celestial. Recuerda siempre tienes algo de dar ya sea económico, en ideas, acciones o afectos. DIOS desea que en nuestro diario vivir disfrutemos de la bendición o bienaventuranza del dar. Para los dadores siempre hay una temporada de cielos abiertos y lluvias de bendiciones. Mira en tu familia, en tu Iglesia, en tu comunidad, en tu trabajo, en tu oficina, en tu negocio, en tu universidad quienes pueden recibir de aquello que DIOS te ha dado, y prepárate para recibir una gran cosecha ¡Aleluyotaaa! ¡Paz y Gracia sean sobre tu vida en este día! #ContagiemosFe #NoviembreMásFuertesQueNunca #YoSoyCBINaciones #DondeLoImposibleNoExiste #Colombia ¡¡¡Maranatha: Jesucristo Viene Ya!!!

MI DECLARACIÓN DE FE«En este día declaro en el Nombre Poderoso de Jesús: soy un dador (a), porque hay más bendición en dar que en recibir» 

OREMOS JUNTOS: «Padre que estás en los cielos, gracias por este día. Abba Padre, en este día declaro que disfrutaré de esta bienaventuranza y daré a otros de todo aquello que Tú, Padre, en Tu amor y bondad me has dado. Lo creo, lo recibo y declaro todo esto en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén y Amén»