CREYENDO CON TODO EL CORAZÓN

 

JUAN 11:40: «Jesús le dijo: ‘¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios?’».

 

En este día continuamos extrayendo poderosas verdades del milagro de la resurrección de Lázaro. JESÚS le dijo a Marta, la hermana de Lázaro: «¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios?». Y el milagro sucedió. Debemos creer de todo corazón que DIOS tiene el poder para resolver nuestro problema, aunque a nosotros y a todo el mundo a nuestro alrededor parezca que no hay ninguna esperanza. La Biblia declara: «Nada hay imposible para Dios» (Lc.1:37). Y también declara que JESÚS dijo: «Y todo lo que pidan en oración, creyendo, lo recibirán» (Mt.21:22), y «¡Todo es posible para el que cree!» (Mr.9:23). Es necesario que quitemos todo obstaculo que está impidiendo que DIOS haga milagros en nuestras vidas. Entre la persona de JESÚS y el muerto, Lázaro, estaba la piedra que tapaba el sepulcro. JESÚS tenía todo poder para mover esa pesada roca, pero les pidió a ellos que la quitasen. ¿Por qué lo hizo? Porque corresponde a nosotros remover el obstáculo que impide que se lleve a cabo el milagro de DIOS. Lo fue en aquella oportunidad y hoy también es necesario eliminar de nuestras vidas las piedras de incredulidad, falta de integridad, inmundicia, contiendas, rencores, en fin todo tipo de pecado y todo aquello que no glorifique el Nombre de DIOS. Entonces la gloria y el poder de DIOS se manifestarán abundantemente en nuestras vidas ¡Aleluyotaaa! ¡Paz y Gracia sean sobre tu vida en este día! #ContagiemosFe #ContagiemosFe #JunioSeEscribeConJDeJúbilo #CBINacionesEnCasa #DondeLoImposibleNoExiste #SeguimosSiendoIglesia #VolveremosAVernos #EsTiempoDeBuscarADios #Colombia¡¡¡Maranatha: Jesucristo Viene Ya!!!

 

MI DECLARACIÓN DE FE«En este día declaro en el Nombre Poderoso de Jesús: cuando quito los obstáculos que están impidiendo mi milagro, se manifiesta la Gloria de Dios».

 

OREMOS JUNTOS: «Padre que estás en los cielos, gracias por este día. Papito Dios, no quiero impedir Tus planes en mi vida, por eso en este momento renuncio a toda duda e incredulidad, y todo aquello que está evitando que se manifiesten Tus milagros en mi vida. Reaviva cada día mi fe para creer en Tu poder en todas las circunstancias por difíciles que sean. Lo creo, lo recibo y declaro todo esto en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén y Amén».